The Peace Shooter, en Colombia


En el Palacio de Nariño, Bogotá, el presidente Juan Manuel Santos y premio Nobel de la Paz, recibe un libro sobre el Corpus Christi de Toledo y unos gemelos de damasquino, artesanía toledana.

Bogotá la primera estación en 2018 del proyecto Nobel Pax Portraits en Latinoamérica.

  • Una recepción cariñosa y entrañable marcó el encuentro entre el fotógrafo Pepe Castro y el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, quien entró a hacer parte de The Nobel Pax Portraits.
  • Encuentros trascendentales con el músico Cesar López, embajador de No-violencia de la ONU y con el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, quedaron también registrados para el documental The Peace Shooter.
  • Entrevistas con la prensa y diferentes reuniones con los medios de comunicación del país, le dieron visibilidad al proyecto fotográfico que recorre el mundo en busca de los Nobel de Paz.

Conseguir un retrato con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (Nobel de Paz 2016), fue el objetivo que durante meses persiguió el equipo de Nobel Pax Portraits, liderado por el fotógrafo Pepe Castro.  Después de muchos días de espera, innumerables comunicaciones y cambios protocolarios de última hora, el momento esperado llegó esta semana en Bogotá, cuando por fin el mandatario del país suramericano posó para el lente del Fotógrafo de la Paz, convirtiéndose así en el segundo premiado en hacer parte de este proyecto audiovisual.

Entre luces, cámaras y  una decena de acompañantes, el esperado encuentro estuvo marcado por la cercanía y calidez del presidente colombiano, quien manifestó su complacencia  por poder hacer parte del proyecto The Nobel Pax Portraits, y recibió además con alegría y gratitud el libro In Corpus, obra de Pepe Castro, y un par de gemelos de artesanía damasquina, de manos del fotógrafo español.

Pero no sólo el esperado momento hizo parte del buen balance de la estación en Bogotá de Nobel Pax; también importantes entrevistas con la prensa y diferentes medios de comunicación colombianos, así como los encuentros con el músico activista Cesar López, embajador de la No-violencia ante la ONU y conocido en todo el mundo por su “escopetarra”; y el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión para el Esclarecimiento  de la Verdad, y principal figura del posconflicto en Colombia, hacen parte ahora del equipaje con el cual Pepe Castro y su equipo emprenden de nuevo el viaje hacia Perú, Argentina y Guatemala, donde los protagonistas serán Adolfo Pérez Esquivel (Nobel 1980) y Rigoberta Menchú (Nobel 1992).


Lee aquí la entrevista del canal Pacifista, Colombia a Pepe Castro


Texto: María Puyo

 


BERNHARD SCHUSTER, UN ÍDOLO EN PAZ…

Bernhard Schuster recibe al equipo de Nobel Pax Portraits en su casa para dejarnos su mensaje.

“El fútbol es mi vida, lo que siempre queremos es pasarlo bien, pero a veces por la violencia, olvidamos que por encima de todo está la vida”

 

Fue líbero de la selección Alemana y uno de los mejores centrocampistas de la Europa de los 80. Dirigió al Real Madrid campeón de la Liga Española y de la Supercopa en 2008; hoy en día, como comentarista deportivo, se dedica a contar lo que no vemos detrás de los partidos de futbol, a hacer deporte y a disfrutar de su familia y del tiempo libre.

Bernhard Schuster es un ídolo para quienes disfrutaron al verlo jugar con la selección alemana el mundial de Argentina 78, pero también para los seguidores del Real Madrid de hace una década. Cuarenta años de vida al rededor del futbol, lo han convertido en referente des este deporte en el que ha vivido los pitos y los gritos, y en el que le ha tocado superar muchas situaciones para estar feliz, a pesar de todo.

“Cuando quieres algo, superas cualquier dificultad y no te para nadie”, dice Schuster, añorando el momento que más recuerda de su vida deportiva; aquel debut como profesional en el F.C Augsburgo. Su meteórica carrera como futbolista, lo llevó durante años a vivir por todo el mundo, y le enseñó lo que es estar muchas veces en el banquillo, pero también lo que se siente al ser una estrella y convertirse en una figura pública.

Hoy, a sus casi 60 años, convertido en comentarista deportivo, dice Schuster que lo único que lo asusta del fútbol es el fanatismo y la violencia, pues la ha visto y la ha vivido dentro y fuera de los estadios.  “Este deporte es lo más bonito del mundo y tiene que servir para unirnos en el esfuerzo de conseguir la paz en todo el planeta”.

Texto: María Puyo


Caricatura de The Peace Shooter

El artista Ismael Cañadilla ha creado una divertida caricatura, para nuestro proyecto
Se trata de un dibujo de Pepe Castro, cámara en mano y realizando su trabajo como The Peace Shooter, o Fotógrafo de la Paz.
Por supuesto agradecemos enormemente el gesto y el regalo que Ismael nos ha hecho.
Os gusta? A nosotros si que nos gusta, y mucho.
Si quereis conocer mas sobre este artista del dibujo… https://www.facebook.com/ismaelcanadilla/ 


Padre Ángel – El Ángel de la Paz

El Padre Ángel recibe al equipo de Nobel Pax Portraits en sus oficinas en en madrileño barrio de La Latina

Desde hace 56 años lidera la Asociación Mensajeros de la Paz, que tiene presencia en 50 países y cerca de 20 mil voluntarios por todo el mundo

 

Obras son amores, y no buenas razones dice un refrán muy español que cobra sentido por completo al entrar en el despacho del padre Ángel García.
Las fotografías de cientos de niños y jóvenes, a quienes Mensajeros de la Paz les ha tendido una mano, inundan las paredes de su oficina en La Latina; a ellas se suman otras cuantas de personajes ilustres como la Madre Teresa de Calcuta, Nobel de la Paz (1979), presidentes, artistas y aquel retrato del día en que recibió el Premio Príncipe de Asturias por su trabajo para ayudar a quienes más lo necesitan.

A eso se dedica desde 1962, cuando creó Mensajeros de la Paz para darle protección a niños y jóvenes sin hogar. Sin embargo, hoy su misión va más lejos, pues con esta ONG, de la que hacen parte miles de voluntarios por todo el mundo, atiende también a madres mujeres víctimas de violencia doméstica, a discapacitados físicos y psíquicos y a personas mayores que viven en soledad, abandono o indigencia.

Para todos ellos siempre ha tenido y tendrá “una mirada de ternura”. Eso es la paz para este sacerdote de 80 años que ha didicado la mitad de su vida a estar donde más hacía falta, y a quien no podrían haber bautizado con un nombre distinto: Ángel García.

Texto: María Puyo


 

FOFITO, UN PAYASO QUE SE TOMA LA PAZ EN SERIO


Ha viajado por el mundo entero, pero a sus casi 70 años dice que todavía le falta el otro medio por recorrer… Su trabajo, aunque parezca simple, es uno de los más complicados: conseguir robarse una sonrisa y un aplauso.

Con la amabilidad y la sonrisa de un payaso para quien hacer reir a la gente es una necesidad, “Fofito” recibió al equipo de Nobel Pax Portraits (Pepe Castro, Rafael Martín y Maria Puyo) en su casa de Villaviciosa. Allí, el payaso de la tele, a quien tres generaciones de españoles recuerdan por sus espectáculos y canciones, conversó con Pepe Castro sobre Nobel Pax Portraits y se sumó a la idea de llevar por el mundo un mensaje de paz, pues según el, es lo que todos necesitamos.

Aunque nació en La Habana, Alfonso Aragón, conocido por todos como “Fofito” es uno de los íconos de infancia de los españoles. Hoy quienes de niños cantaban sus canciones y reían con sus programas de tv ya son padres, pero aún así conservan el recuerdo del payaso que alegró tantas veces sus días de niños.

La Familia Aragón y sus espectáculos en solitario lo hicieron famoso no sólo en España, sino por toda América, y por eso a donde llega lo saludan como si lo conocieran de toda la vida. Esa buena energía y su noble mirada de payaso que trasciende épocas, fronteras y culturas, quedó plasmada por el lente de Pepe Castro, como un amuleto de viaje para emprender su gira por 4 países de latinoamérica en busca de los Premios Nobel de Paz. Para “Fofito” al igual que para Teresa de Calcuta…la paz es una sonrisa.

Texto: María Puyo

 


Recepción del presidente de Costa Rica