Padre Ángel – El Ángel de la Paz

El Padre Ángel recibe al equipo de Nobel Pax Portraits en sus oficinas en en madrileño barrio de La Latina

Desde hace 56 años lidera la Asociación Mensajeros de la Paz, que tiene presencia en 50 países y cerca de 20 mil voluntarios por todo el mundo

 

Obras son amores, y no buenas razones dice un refrán muy español que cobra sentido por completo al entrar en el despacho del padre Ángel García.
Las fotografías de cientos de niños y jóvenes, a quienes Mensajeros de la Paz les ha tendido una mano, inundan las paredes de su oficina en La Latina; a ellas se suman otras cuantas de personajes ilustres como la Madre Teresa de Calcuta, Nobel de la Paz (1979), presidentes, artistas y aquel retrato del día en que recibió el Premio Príncipe de Asturias por su trabajo para ayudar a quienes más lo necesitan.

A eso se dedica desde 1962, cuando creó Mensajeros de la Paz para darle protección a niños y jóvenes sin hogar. Sin embargo, hoy su misión va más lejos, pues con esta ONG, de la que hacen parte miles de voluntarios por todo el mundo, atiende también a madres mujeres víctimas de violencia doméstica, a discapacitados físicos y psíquicos y a personas mayores que viven en soledad, abandono o indigencia.

Para todos ellos siempre ha tenido y tendrá “una mirada de ternura”. Eso es la paz para este sacerdote de 80 años que ha didicado la mitad de su vida a estar donde más hacía falta, y a quien no podrían haber bautizado con un nombre distinto: Ángel García.

Texto: María Puyo


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*