El Padre Jesús Rodriguez recibe a Pepe Castro y su equipo en su casa en Guatemala, donde lleva toda una vida ayudando.

A la hora de la verdad es mas lo que aprende uno, que lo que enseña 

“48 años de misión en Guatemala” Este padre católico salió hace muchos años de España con la idea de dedicar su vida a ayudar a los mas humildes y desfavorecidos en un país tan golpeado por la violencia y la desigualdad como era Guatemala. Hoy muchas cosas han cambiado, pero el país sigue sin encontrar el orden que tantos años lleva deseando y Jesús no descansa, no descansará mientras tenga fuerzas.
La paz es la tranquilidad en el orden, el sueño de la vida, la meta del proyecto humano…
Tras una pequeña entrevista nos enseña su casa, su modo de vida y su iglesia desde donde dirige varios proyectos de ayuda y enseñanza para su gente, la gente mas pobre del pueblo guatemalteco.